Un tipo con suerte

Inicio / General / Un tipo con suerte

Un tipo con suerte

Título: Un tipo con suerte

Autor: Enrique Vidal

Año de publicación: 2017

Nº de páginas: 149

La mujer no tiene nombre y entra y sale, es descrita y no se sabe qué hace ni qué piensa. Puede que esté planificando matarte, pero a ti no te importa, sientes que debes protegerla, porque allá, muy al fondo, os espera la niña que coloca libros en los estantes. De vez en cuando mira los títulos, y sobre todo te sonríe cuando lee “Manhattan Transfer” en una de las portadas. Enrique Vidal cita esta obra, y si la cita, ya nos está diciendo mucho sobre sus gustos literarios.
¿Un tipo con suerte es una novela policíaca? Yo pienso que no, simplemente sucede que el autor se sirve de ese género para hablarnos sobre la vida, y hablarnos bien y profundamente, con esa poesía que se desgrana como las gotas de lluvia que golpean la luna del autobús y vuelven difusa la figura de una mujer que el protagonista nunca llegó a conocer pese a que dormía desnuda a su lado.
Los personajes de Enrique Vidal frecuentemente buscan darle un sentido a sus existencias, todo y sabiendo que no lo hay, y por lo tanto siempre queda una pátina de tristeza y de melancolía en su andar por la vida. Precisamente porque nada tiene sentido, nosotros intentamos otorgarlo, y nos llenamos de rutinas que abastecen nuestras necesidades de placer cotidiano: leer, paladear un vino, dormir, hacer el amor, y si cabe, contar nuestra historia al buen sargento Velasco, que él a su vez la transcribirá en su cuaderno de notas. Si hubiese que incluir las obras de Vidal en alguna corriente literaria, yo las incorporaría en el existencialismo, aunque con ciertas reservas porque no encajan ahí del todo.
Novela dialogada, en la que se habla del pasado del protagonista cuando coincide con esa mujer de tantos nombres, y de ninguno; novela narrada en tercera persona en algunos capítulos, que le dan cierto aire de formalidad estética; y novela vertida a cuaderno de notas del sargento. Tres modalidades de narrar que encajan perfectamente en un solo libro. Buena calidad de la prosa, con rasgos, a veces, poéticos, y que a menudo trasluce tristeza, pero es una tristeza hermosa.
Sólo me queda felicitar al autor, ha escrito una buena obra literaria.

Deja tu comentario