Extraño verano

Inicio / General / Extraño verano

Extraño verano

Título: Extraño verano

Autor: Enrique Vidal

Año de publicación: 2018

Nº de páginas: 320

A medida que vamos avanzando en la lectura de esta novela, nos damos cuenta de que el marco espaciotemporal que nos otorga el autor es muy reducido. Lugar: una urbanización a las afueras de una gran ciudad; tiempo: verano, en una época indeterminada, pero correspondiente a la era actual. No hay teléfonos móviles; los personajes están aislados y constreñidos en un edificio del que no pueden salir debido a la fuerte ola de calor. Sobreviven gracias a un helicóptero que de vez en cuando sobrevuela la zona y deja caer cajas de víveres en el suelo del jardín. Siniestros camiones con tanquetas bélicas en sus remolques nos hacen pensar que Enrique Vidal no nos describe un mundo exactamente igual al nuestro; hay leves variaciones que resultan muy significativas.
El gran calor que sacude a los personajes durante toda la novela y lo reducido del espacio donde ésta transcurre, transmiten al lector una enorme sensación de ahogo y de claustrofobia. El autor logra así que entremos en el escenario que él nos desea mostrar.
Es una pequeña urbanización, como ya se ha dicho, con pocos habitantes, y a la hora de la verdad, unos grandes desconocidos entre sí. A raíz de un extraño asesinato (a partir del cual iremos conociendo a todos los personajes, sobre todo a través de Manuel, pese a que él no narra los hechos pero sí se otorga a sí mismo el papel de investigador), nos daremos cuenta de que estamos ante una novela coral con buenas dosis de thriller al estilo clásico, ya que lo que el lector desea es leer más y más para conocer mejor todo lo que sucede en ella.
La calidad de la prosa es alta, con toques poéticos de vez en cuando, aunque aquí el autor se prodiga menos en esto que en otras obras suyas, quizás debido a las características principales del texto, que tiene, como se ha dicho anteriormente, mucho de thriller.
Con esta novela, Enrique Vidal nos demuestra que es un autor camaleónico, que puede abordar cualquier tipo de narrativa sin perder un ápice de interés ni de calidad.
Sólo me queda felicitar a Enrique, quien demuestra obra a obra que es un autor que va haciéndose cada día más completo y que con el transcurrir del tiempo será cada vez más leído.