Enamorada por los pelos

Inicio / General / Enamorada por los pelos

Enamorada por los pelos

Título: Enamorada por los pelos

Autor: Dublineta Eire

Año de publicación: 2018

Nº de páginas: 284

Hace poco en una entrevista que le hicieron a esta autora, decía que no sabría calificar el género a que pertenecen sus obras. De ella sólo he leído esta simpática novela, pero si el resto de obras de esta escritora tienen un trasfondo similar a Enamorada por los pelos, entonces que no busque más: sus obras entran en lo que podríamos calificar como comedias de enredo.
Hecho este apunte, entro a valorar el texto, y diré que he tenido en mis manos una novela en verdad chispeante, con la que me he reído, sobre todo al principio y al final, y en la que, pese a los enredos con que uno se encuentra a medida que va leyendo, opera la autora con gracia y desparpajo.
Mari Puri vive en un ambiente muy conservador, tanto que, ya ves, tiene veintitrés años y todavía es virgen. Asunto éste que ella quiere resolver y no tiene claro cómo ni con quién. Más tarde conoce a un chico y además aprueba unas oposiciones para ejercer de profesora. Marcha a un pueblo a trabajar y a partir de aquí se desarrollan una serie de situaciones a cuál más surrealista. En realidad lo que le sucede a Mari Puri, aparte de lo exagerado y enredoso de los hechos que ocurren, no es algo surrealista en sí, sino que es más bien el enfoque vital que tiene Mari Puri de las cosas. Hay que señalar que la obra está narrada en primera persona, y con ello, si tenemos en cuenta que está escrita por una mujer, observaremos por dentro las cuitas que ellas tienen que librar a diario para salir indemnes de hechos y situaciones que a los hombres les pueden parecer banales.
La autora narra de un modo muy coloquial y llano. A veces resulta intimista y podríamos decir que sincera (coloco en cursiva la palabra porque en novelística la sinceridad es siempre muy relativa). Mari Puri es el centro de toda la obra, y a su alrededor gravitan el resto de personajes. Hay escenas absolutamente surrealistas, como, por ejemplo, la de la persecución del suegro, mezcladas con otras en verdad enternecedoras y sumamente cotidianas, como, por ejemplo, cuando Mari Puri dice que va a comprar el pan. Es una novela de entretenimiento, pero si todo él va a ser así, entonces que viva el entretenimiento.