El túnel

Inicio / General / El túnel

El túnel

Título: El túnel

Autor: Ernesto Sábato

Año de publicación: 1948

Nº de páginas: 160

Primera lectura de la obra: año 1998

Segunda lectura de la obra: año 2018

Para mí es ésta una obra brillante. Ópera prima del autor, quien sólo escribiría dos libros más de ficción, El túnel nos narra cómo un personaje, un pintor llamado Juan Pablo Castel, se enamora de María Iribarne, la única persona que, piensa él, ha comprendido una escena situada en la esquina de uno de sus cuadros.
No se conocen de nada y Castel debe encontrarla a partir del momento en que la vio observar con detenimiento esa escena del cuadro. El rigor con que nos explica el narrador (el propio Juan Pablo Castel, quien narra desde la prisión ya que finalmente asesinó a María) el modo de barajar posibilidades para hallar a la por entonces desconocida mujer, nos hace pensar en que Castel es una persona con profundos problemas mentales, posiblemente un paranoico. Aquí se da el caso de que el encuentro entre ellos se produce por casualidad, y es de resaltar lo que considero un error, ya que tras tantas páginas en un libro tan breve explicando cómo podrían encontrarse ambos personajes, que no se conocen de nada, al poco de entablar dos breves conversaciones, esa misma noche Castel llama a casa de María. Todo esto resulta poco creíble aunque el narrador diga un poco más adelante que se había molestado en buscar número de teléfono y dirección de la mujer. Por qué resulta poco creíble, pues por una razón muy sencilla: aunque alguien pregunte el nombre a una persona que desconoce, ésta dirá sólo eso, su nombre, sin añadir el apellido, y por lo tanto resulta inverosímil que Castel hubiera podido encontrar los datos de María a través de una guía telefónica.
Dejando de lado lo que yo considero un error grande en una novela que ya es un clásico, y además en un autor tan minucioso en este tipo de detalles, se observa que a raíz del primer encuentro hay un rápido enamoramiento entre María y Castel. Todo esto quedará lastrado por los celos enfermizos del hombre, y también, por qué no decirlo, por la pasividad de María, que casada con un hombre ciego, parece buscar algo fuera de su matrimonio, pero que nunca en la obra llegamos a saber qué es. Castel, dentro de su paranoia, piensa que ella lo engaña con otros hombres (el engañador engañado), y a partir de aquí todo se precipita hasta el asesinato de María por parte de Castel.
Es ésta una obra que nos habla de la soledad y de la enfermedad mental, de cómo unas personas que no se conocen de nada se buscan entre sí para acabar amándose y odiándose al mismo tiempo. María, vista siempre desde la perspectiva de Castel, parece una mujer distante, aburrida de la vida, y que busca emociones con otros hombres. Así nos da a entender Castel que es María. En cambio Castel, al narrarse a sí mismo, nos ofrece una perspectiva más rica de su propia persona: asocial, maniático, desordenado y riguroso en sus razonamientos, a los que da enorme importancia. Es un enfermo mental, un paranoico, o puede que un esquizofrénico.
La prosa de Sabato es muy clara pero de bajo nivel literario. El autor sabe conducir perfectamente al lector, haciendo que la obra resulte muy atractiva. Todo un clásico que es imprescindible leer.