El túnel de Brooklyn

Inicio / General / El túnel de Brooklyn

El túnel de Brooklyn

Título: El túnel de Brooklyn

Autor: Joaquim Colomer Boixés

Año de publicación: 2018

Nº de páginas: 245

Estamos ante lo que a día de hoy se denomina “thriller paranormal”, es decir, se trata de una novela con un fuerte ritmo narrativo y en la cual ocurren hechos que están relacionados con la magia.
Es el segundo libro que leo de este autor. Desde mi punto de vista va mejorando a todos los niveles: sus tramas son más consistentes e interesantes, y los personajes resultan más creíbles. A Joaquim aún le queda que andar en el mundo de la literatura para escribir su obra maestra, pero viendo el interés, las ilusiones y el amor que pone en todas sus obras, no dudo de que ese objetivo está a pocos años vista.
En esta obra nos encontramos con dos personajes principales, un escritor que a su vez es el narrador de casi toda la novela, y un detective que ayuda al anterior personaje en la búsqueda de su mujer, desaparecida en extrañas circunstancias. Hay breves subtramas que hacen de la obra algo más que lo que he explicado, y de verdad que vale la pena conocerlas porque no tienen desperdicio. En esta obra incluso podrás descender al infierno, cogido de la mano de varios personajes. Esto me hace pensar en la reseña que yo mismo le hice a Joaquim de El callejón de Jack, en la cual le citaba varios personajes mitológicos que habían descendido a ese lugar y luego añadía a su personaje Jack. Pienso, pero sólo es algo subjetivo, que procede de mí, si el autor me ha tomado el testigo y por eso en esta ocasión muestra a los lectores, de primera mano, el Infierno.
Aquí Joaquim utiliza un recurso metaliterario, es decir, hace que un personaje narre los hechos dentro del propio libro, que a su vez lo narra a él.
El lenguaje es llano y directo, lo que hace que la novela se lea sin dificultades. Lo más visible para mí que oponer a la obra es que quizás los personajes a veces resultan un tanto histriónicos. Aquí Joaquim ha de encontrar un equilibrio, una mesura.
A mi entender esta obra está llamada a ser exitosa, es atractiva, no es excesivamente compleja y por tanto el lector medio no se pierde en la trama ni con el lenguaje; los personajes están bien diseñados. Y nada más que añadir; sólo me queda felicitar al autor por haber dado un salto de calidad tan grande.